Un oportuno reporte de ayuda por parte de una familia originaria del municipio de Calvillo permitió a las autoridades localizar sano y salvo a un padre de familia al que supuestamente tenían privado de su libertad, evitando, con ello, que sufrieran una extorsión telefónica.
Todo se originó a las 07:00 horas cuando, en los servicios de emergencia, se recibió un reporte, donde se informaba que, en la cabecera municipal de Calvillo, se había registrado la privación ilegal de una persona del sexo masculino.
Fue un joven de nombre Juan Carlos, de 25 años de edad, quien comentó que su familia recibió varias llamadas telefónicas donde les indicaron que tenían en su poder a su papá y, si lo querían volver a ver con vida, tenían que depositar 400 mil pesos, dinero que no tenían a la mano.
Al presumir que se trataba de una extorsión telefónica, se le pidió que ya no respondiera a las llamadas y tampoco hiciera ningún depósito.
Mientras tanto, elementos de la Policía Municipal de Calvillo y de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado se dieron a la tarea de buscar al padre de familia, el cual más tarde fue localizado sano y salvo.

¡Participa con tu opinión!