En la comunidad de Ciénega Grande, municipio de Asientos, elementos del Mando Único de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado localizaron a dos menores de edad que eran objeto de una extorsión telefónica. Afortunadamente, se evitó que sus familiares hicieran algún tipo de pago.
Este nuevo intento de extorsión telefónica que por fortuna fue frustrado por uniformados del Mando Único de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, se registró cuando dos jovencitos de 14 y 16 años de edad, recibieron una llamada y mediante amenazas fueron obligados a salir de su domicilio ubicado en la comunidad de Bimbaletes, en el mismo municipio de Asientos, sin que sus padres se dieran cuenta.
Sus familiares se dieron cuenta de su ausencia, cuando comenzaron a recibir llamadas telefónicas donde les hacían creer que los tenían privados de su libertad y si querían que los regresaran con vida, tenían que depositar una fuerte suma de dinero.
Los padres de los menores solicitaron apoyo a la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, por lo que elementos policiacos iniciaron un operativo de búsqueda y más tarde los localizaron en las inmediaciones de los campos de beisbol que se ubican en la comunidad de Ciénega Grande.
Ambos menores de edad fueron regresados sanos y salvos a su domicilio, sin que afortunadamente sus padres hubieran realizando algún depósito.