Augusto Atempa
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Agentes de la Policía Bancaria Industrial (PBI), adscritos a la vigilancia de la estación del Metro Zócalo, evitaron que una mujer arrojara a su bebé, de tan sólo cuatro meses de edad, a las vías del tren.

De acuerdo con el reporte de las autoridades, un hombre, de 58 años de edad, acudió a los uniformados que realizaban su recorrido, explicando que su pareja padecía de sus facultades mentales y que amenazaba con arrojar a su hija al paso del tren.

Los agentes lograron tranquilizar a la mujer, de 31 años de edad, frustrando sus intenciones y resguardando a la bebé.

Esta fue detenida y presentada ante la agencia 59 el Ministerio Público, donde se deslindarán responsabilidades.