El presidente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados, José Álvarez Fernández, aseguró que la tradición de las familias para preparar la cena navideña sigue vigente entre las personas más grandes, mientras que las parejas jóvenes prefieren comprar cenas o paquetes listos para calentarse y servirse en la Noche Buena.
El dirigente manifestó que el mes de diciembre resulta una temporada relevante para el sector con motivo de las fiestas navideñas y posadas, con un incremento en el consumo hasta en un 50% respecto al mes de noviembre.
Expuso que los platillos más solicitados para cenas navideñas y fin de año siguen siendo los tradicionales, como el lomo, pavo, pierna, romeritos, entre otros alimentos. No obstante, precisó que también se generan innovaciones de platillos que solicitan los mismos clientes, como la preparación de pizzas decoradas con motivos navideños, o bien, aquellas ofertas creativas que proponen los chefs.
Detalló que la mecánica del Día de Noche Buena se concentra en la venta de alimentos para llevar, por lo que son pocos los restaurantes que se mantienen abiertos en horario nocturno.

Si bien, Álvarez Fernández consideró que la inflación repercutió al no lograrse las ventas esperadas por las posadas, se tiene la expectativa de que la cena de Fin de Año será una jornada rentable para el sector.