Estephany de la Cruz
Agencia Reforma

GUADALAJARA, Jalisco.-Antes de pedir un crédito en una plataforma en internet checa estas recomendaciones para evitar que seas víctima de fraude o pasar un mal momento en el proceso de solicitar o pagar el préstamo financiero.
Manuel Castro Morales, titular de la Unidad de Atención de Usuarios en Guadalajara de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), recomendó lo siguiente:

Autenticidad
Lo primero es revisar que el nombre de la institución sea real, es decir, que no sea plagio de algún otra financiera.
También checa si está en el Sistema de Registro de Prestadores de Servicios Financieros (Sipres), pues en ese portal se encuentran las financieras reguladas por la Condusef.
«Siempre se recomiendan las instituciones reguladas con nosotros, que estén debidamente registradas para evitar justamente acciones de cobranza indebidas», comentó Castro Morales.

Letras chiquitas
El experto también aconsejó que antes de descargar alguna plataforma de créditos se deben leer las condiciones y asegurarse que en ellas están los nombres autorizados.
«Si tienes dudas, antes de contratar, antes de dar ‘ok’, antes de cometer algún error por la emoción de obtener el crédito, deténgase, venga con nosotros para poder orientarlos», exhortó el funcionario de la Condusef.

Comentarios falsos
Debido a que las aplicaciones pueden contar con valoraciones de los usuarios aconsejó no dejarse llevar por los comentarios positivos, ya que pueden estar manipulados.
«Muchas veces, las aplicaciones tienen un apartado donde supuestos usuarios hacen comentarios de valoración, no se confíen de esos comentarios porque yo establezco una aplicación de préstamos, yo mismo pongo mis comentarios favorables para hacer que la gente incurra en el error», añadió el especialista.

Denuncia
En caso de que se haya hecho uso de una aplicación de préstamos y se reciban amenazas para realizar el pago, Castro Morales invitó a la ciudadanía a hacer las denuncias correspondientes, ya que es ilegal que los despachos de cobranza utilicen métodos de acoso o intimidantes para obligar el pago.

¡Participa con tu opinión!