MONTERREY, N.L.- Ante el escándalo que enfrenta por andar de mano larga, Lalo Mora llegó bien sentenciado a ofrecer un show ayer en la madrugada en el Domo Care, donde le prohibieron acercarse demasiado a sus fans.
El cantante, quien ha sido fuertemente criticado por los videos filtrados en los que hace tocamientos indebidos a sus admiradoras, evitó el contacto cercano con las mujeres que asistieron a verlo en el show del Palomazo Norteño en el que participó.
Lalo, de 74 años, sorprendió porque en su actuación, iniciada a las 0:51 horas, se hizo del rogar a una chica que quería una fotografía.
«No, mamita, me tienen prohibido», dijo el ex Invasor al ver a la joven.
«Ojitos sí, manitas no», añadió el cantante con su ronca voz ante la algarabía del público.
Sin embargo, momentos después la insistente fan de nombre Cristal de Luna logró su objetivo de tomarse una selfie con el cantante nacido el municipio de Los Ramones, quien sí la tocó en un par de veces, pero en la cabeza.
Y al ver esto, más mujeres de la audiencia aprovecharon el momento y se acercaron para tomarse la foto del recuerdo con él.
«Ojitos sí, manitas no», volvió a repetir la frase mientras complacía a las admiradoras.
El momento jocoso del show se dio cuando un joven aprovechó que el artista estaba repartiendo selfies y llegó hasta él.
Lalo se sacó de onda primero y luego posó con el fan, claro, con él sí aplicó la sana distancia, y pronto se retiró.
El chico levantó el brazo en señal de desagrado al ver su actitud.
En su repertorio incluyó «El Corrido de Monterrey», «Mi Casa Nueva» y «El Rey de Mil Coronas», entre otras. (Lorena Corpus/Agencia Reforma)

¡Participa con tu opinión!