Después de más de 21 años sin poder ganar en Anfield, el día de ayer el conjunto del Everton consiguió un triunfo de 0-2 en la casa del Liverpool, decretando la crisis deportiva que atraviesa el equipo de Klopp en la liga, ya que esta fue su cuarta derrota de manera consecutiva.
No cabe duda que el inicio de año no ha sido el mejor para el equipo campeón de Inglaterra, ya que llegaron a ser líderes hace un par de meses, pero después una mala racha que sigue vigente los ha hundido hasta el sexto lugar, perdiendo ante rivales de gran calibre.
El día de ayer se disputó una edición más del derby de Liverpool, una de las rivalidades más grandes del futbol internacional, y a pesar de que el Everton ha conseguido triunfos importantes ante su máximo rival, esta es la primera vez que los toffees ganan en Anfield el siglo XXI.
El primero en marcar fue Richarlison apenas al minuto 3, James Rodríguez le entregó un pase filtrado entre líneas que dejó al brasileño mano a mano con su compatriota Alisson, definiendo de manera cruzada para abrir el marcador.
Como era de esperarse, el Everton aprovechó su ventaja para aguantar a su contrincante, ocasionando varias jugadas en ataque del Liverpool, aunque ninguna clara que haya cambiado el marcador. En la segunda parte continuó la ofensiva fuerte de los Reds, y la más clara del encuentro fue una acción de Salah que pasó por encima del arco.
Al 82′ Dominic Clavert recibió una falta de Alexander-Arnold dentro del área local, por lo que se señaló la pena máxima para los azules, misma que cobraría de manera efectiva Gylfi Sigurosson, para así sellar la victoria del Everton 0-2.
La última vez que Everton ganó en Anfield fue el 27 de septiembre de 1999, representando una de las derrotas más dolorosas para los Reds en los últimos años, además de que vienen arrastrando otras tres derrotas que los bajaron hasta el sexto lugar, poniendo en riesgo su participación en la Champions del próximo ciclo.