Iris Velázquez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Unos siete mil becarios de “Jóvenes Construyendo el Futuro” deben tomar una hora diaria del evangelio, informó Arturo Farela, presidente de la Confraternidad Nacional de Iglesias Cristianas Evangélicas (Cofraternice).
En entrevista, detalló que esto se realiza conforme al plan del Presidente Andrés Manuel López Obrador de que los beneficiarios de 3 mil 600 pesos mensuales tengan valores.

Defendió que impartir este tipo de lecciones no sale del marco legal al referir que los lineamientos de operación, publicados en el Diario Oficial de la Federación, permiten a los capacitadores enseñar a los jóvenes en áreas técnicas y “blandas”.

Las habilidades “blandas”, dijo, van encaminadas a enseñar valores conforme a la Cartilla Moral, misma que, afirmó, está basada en valores cristianos universales.

De acuerdo con el líder, la Confraternidad no ofrece capacitación laboral directa a los jóvenes, sino que se encarga de hacer el enlace con empresas o dueños de negocios, quienes deciden el horario.

“Nosotros de buen modo, hemos conseguido una empresa donde se les enseña algún oficio, en una oficina o una carpintería o taller de hojalatería, pintura, etcétera, en donde nos comprometemos a enseñarles a los jóvenes durante un año, y el Gobierno federal durante un año va a estar dando ese salario”, precisó.

“De las enseñanzas blandas que se refieren a principios y valores, nosotros nos responsabilizamos a enseñarlos por una hora”.

Farela aseveró que el primero en fomentar el evangelio entre los mexicanos es el Presidente, quien, señaló, replica frases de Jesucristo.

“Hace como dos meses, el Presidente dijo, está en YouTube, yo lo vi, compara su Gobierno con las enseñanzas cristianas, porque las enseñanzas cristianas nos hablan de luchar por la justicia y la equidad y hablar siempre con la verdad, y combatir la corrupción”, indicó.

Sin embargo, y a pesar de que afirmó que a los jóvenes se les muestran los versículos de la Biblia en donde se establecen los valores, destacó que no se trata de impartir religión, sino enseñanzas espirituales.

“Lo que el Gobierno federal busca es crear una revolución espiritual para que se tenga la experiencia de un nuevo nacimiento”, dijo.

“No es que el Presidente de la República diga ‘vayan y prediquen el evangelio’, por supuesto que no lo dice; pero en el Diario Oficial cuando se habla de enseñanzas blandas y enseñanzas técnicas, se habla de enseñar principios y valores universales”.

“Existe diferencia entre religión y lo espiritual. Todos los proyectos sociales que él (Presidente) está manejando, todos los proyectos sociales a través de la cuarta transformación tienen que ver con principios y valores espirituales”.

Mediante el Programa Jóvenes Construyendo el Futuro, el Gobierno ofrece ofrece 3 mil 600 pesos mensuales a personas de entre 18 y 29 años a cambio de que aprendan un oficio. El programa está dirigido a 2.3 millones de personas.

Pide a empresarios hablar de Cristo

Farela difundió un video en el ensalzó este programa, al señalar que permite a las iglesias predicar la palabra de Dios.

“Jóvenes Construyendo el Futuro es un programa que el Gobierno federal está implementando y está desarrollando, y que Dios le dio al Presidente Andrés Manuel López Obrador, al cual bendigo en el nombre de Jesucristo, a su esposa, a sus hijos y a todo su equipo de trabajadores”, expuso en el video.

“Jóvenes Construyendo el Futuro nos da la oportunidad de salir del templo y obedecer la gran comisión de nuestro señor Jesucristo: ‘id y predicad el evangelio’ y llegar a esos jóvenes”.

Indicó que el plan del Mandatario federal es que se les enseñe a becarios las lecciones de la Biblia por una hora y conminó a que grandes, pequeños y medianos empresarios “adopten” a un joven que no estudie ni trabaje y les imparta el evangelio.

¡Participa con tu opinión!