José Díaz Briseño
Agencia Reforma

WASHINGTON, EU 3-Feb .- Si Donald Trump aumenta los aranceles en Estados Unidos para las importaciones mexicanas como amagó, el gigante automotriz Honda modificaría su producción en el País.
“En lo que toca a México, si viéramos un fuerte salto en los aranceles a las importaciones de EU tendríamos que responder de alguna manera (en la forma en la que operamos en el País)”, advirtió su vicepresidente ejecutivo Seiji Kuraishi, en Tokio.
En 2016 Honda fabricó 250 mil autos en México, de los cuales más de la mitad fueron exportados a EU.
“Hemos invertido en Estados Unidos por 40 años para desarrollar y manufacturar autos. Esperamos que el señor Trump entienda esto”, dijo Kuraishi sobre las plantas en Ohio, Indiana y Alabama.
“Hemos perseguido una política consistente de producir autos localmente en Estados Unidos”, agregó.
En México, Honda inició operaciones en 1958. Actualmente cuenta con dos complejos –en El Salto, Jalisco, y en Celaya, Guanajuato–, donde producen modelos como el Honda Fit.
La próxima semana, el Primer Ministro Shinzo Abe se reunirá con Trump en Washington, donde buscaría abogar por las empresas japonesas.