Abel Barajas
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Emilio Lozoya Austin, ex director de Pemex, se negó a presentarse ante un juez para afrontar una imputación por lavado.
El ex funcionario dijo que no existen garantías legales y denunció una persecución política y mediática.
Además señaló que la Unidad de Inteligencia Financiera, que encabeza Santiago Nieto, actúa arbitraria e ilegalmente.
“Es claro que si me presento ante el juez de control me van a vincular a proceso y van a pretender dictar prisión preventiva justificada, no obstante que el delito que se me imputa no lo amerita y nunca me sustraje de la acción de la justicia”, expresó anoche en una carta pública.
“Estoy dispuesto a colaborar y manifestar la verdad histórica y jurídica de todos los hechos suscitados…, Aclararé qué funcionarios, del nivel que sea, intervinieron en lo que hoy se investiga”, señaló.

¡Participa con tu opinión!