El cambio climático, la situación actual de la población y la falta de oportunidades para lograr la subsistencia, han favorecido la migración, por lo tanto, Estados Unidos tiene la obligación de ayudar a los sectores que así lo requieren, porque es una hipoteca humana, y porque fueron favorecidos con la concentración de los recursos naturales, refirió el promotor ecologista Gerardo Ortega de León, por lo que las políticas implementadas Donald Trump, presidente de aquella nación, “son una canallada a la humanidad”.

Debe haber migración, no obstante, quien dirige al país que tiene más recursos naturales, mayor poder económico para poder sostener a mayor número de personas, está cerrando sus puertas; “en este momento se presenta un individuo que contranatura y contra la moral, está impidiendo la migración. Me atrevería a decir que existe ahora una crisis humanitaria por este problema, más grave que la que vive el planeta por el cambio climático”, manifestó.

En la actualidad, el problema de la migración está exacerbado, luego de que la población es enorme –siete mil millones de habitantes-, cantidad que representa una competencia por el alimento que genera la tierra y esto provoca que haya necesidad de emigrar para sobrevivir, apreció el ecologista.

Sin embargo, informó que de acuerdo a estudios, el mar tiene suficiente alimento para sostener a la población que existe aunque no ha sido explotado lo suficiente, “nada más es cosa de que se desarrollen las tecnologías y los aprovechamientos de la fauna acuática y marina, entonces todavía hay manera de que el planeta pueda sostener a la humanidad actual, pero existen otros factores, el cambio climático está impactando en algunas zonas severamente, provocando sequías, por lo que la gente tienen que emigrar”.

Finalmente, indicó que en México no estamos en las condiciones de poder recibir a todas las personas que viven con la amenaza de ser deportadas de Estados Unidos, puesto que la concentración de las riquezas en esta nación es inhumana, “sólo en las manos de unos cuantos está el poder económico del país, los recursos naturales están controlados también por unos cuantos, la mayoría de los mexicanos no tiene acceso a los recursos naturales, porque ya están controlados por un pequeñísimo grupo de poder económico y político bajo este sistema de corrupción e impunidad que ha existido desde hace muchas décadas en México”, concluyó.