Staff
Agencia Reforma

Durante su conferencia de prensa, el Presidente estadounidense, Donald Trump, remarcó que a nivel nacional Estados Unidos ya alcanzó su punto más alto de contagios, por lo que se comenzará a planificar la relajación de las medidas de confinamiento con miras a reactivar la economía del país.

“Estos avances esperanzadores nos dan la posibilidad de marcar las pautas de reapertura de la nación”, informó.

No obstante, al ser cuestionado por los reporteros presentes acerca de los datos en los que se basa, el Presidente no dio respuesta.

Conjuntamente, Trump acusó a la Organización Mundial de la Salud (OMS) de no haber procedido de manera adecuada frente a la pandemia de Covid-19.

El Mandatario señaló que el alto organismo de salud sabía sobre el brote del nuevo coronavirus y decidió no instar a tomar medidas inmediatas de contención, como el cierre de fronteras.

“Fue un error no llamar al cierre de fronteras. Quizás no sabían de la gravedad de la situación, pero quizás sí. Si sí sabían fue entonces una mayor ofensa”, declaró.

Asimismo, Trump subrayó que cuando Estados Unidos optó por prohibir el tráfico aéreo con China, debido al brote de coronavirus, la OMS protestó y no estuvo de acuerdo con la determinación.

“Se molestaron cuando decidimos cancelar los vuelos con China. Ellos no querían eso”, expresó.

El Presidente estadounidense añadió que la situación que se vive en países como Italia, España y Francia pudo haberse evitado si las fronteras se hubieran controlado y si la OMS hubiera avisado a tiempo.

Trump anunció ayer que su país retiraría temporalmente los fondos – que en el último presupuesto bianual ascendió a 893 millones de dólares – a la organización presidida por Tedros Adhanom Ghebreyesus, quien, por su parte, lamentó la decisión.