La Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores sufrió una caída del 2.9% durante el primer trimestre de este año; se prevé que el sector no pueda recuperarse hasta 2023, informó su presidente, José Mario Martínez Sosa.
Durante el primer trimestre del año se vendieron en México 253 mil 382 unidades, lo que representó una caída de 2.9% respecto del primer trimestre de 2021.
En marzo de este año la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores reportó la venta de 95 mil 199 unidades, lo que representa en comparativa con el mismo mes de 2021, una caída del 1.2%.
“Con esto venimos acumulando una etapa negativa en el mercado automotor, hemos hilvanado 7 resultados de disminución en los últimos meses”, comentó el Presidente Ejecutivo Nacional de AMDA.
A decir del experto, la crisis que vive el sector automotriz obedece a los efectos económicos que trajo consigo la pandemia de COVID-19, a los conflictos que existen en Rusia y Ucrania, así como al cierre de actividades en Shanghái.
“En 2021 empezamos a tener insuficiencia en el suministro de diferentes componente, dentro de lo más relevante es la insuficiencia de la producción de microchips de semiconductores y esto derivado de una importante alza en la demanda de estos componentes que están presentes en todo lo que tiene que ver en nuestra vida diaria como cámaras, celulares y computadoras”, explicó Martínez Sosa.
El presidente de AMDA informó que antes de la pandemia el sector automotriz a nivel mundial, requería el 12% de la producción de semiconductores y al cierre de 2021 este porcentaje disminuyó alrededor del 7%, lo que significa que se le está dando preferencia a la atención de otro tipo de bienes y con ello se deja un hueco mayor al 10% en la producción de vehículos.
“La mayor parte de los analistas coincidían en señalar que hacia el segundo semestre de este 2022 estaríamos alcanzando una normalización de la producción automotriz. Sin embargo, derivado de una mayor demanda de todos estos productos más factores que siguen afectando como el conflicto de Rusia y Ucrania, más los paros de producción derivado de los brotes de la pandemia en China, ha generado que esta etapa de recuperación se postergue hasta 2023”, concluyó.

¡Participa con tu opinión!