CDMX.- Kristal Silva abrió su corazón al confesar que casi se muere por una operación estética en el busto.
Fue en el programa Mimí Contigo, de Azteca Uno, que la conductora de Venga la Alegría habló sobre cómo una hemorragia interna en el pecho y la bulimia casi acaban con su vida.
“Yo era muy insegura tanto que por eso pasé por problemas alimenticios y eso fue antes de los concursos de belleza. Pasé por bulimia durante mucho tiempo y esto sin que mis papás se dieran cuenta, de los 13 a los 16 años y todavía terminando mi carrera. Nunca supieron mis papás hasta que tuve el accidente, tuve una hemorragia interna”, contó.
Y es que la tamaulipeca, a sus 21 años y terminando su carrera, decidió operarse el busto y seguir con la bulimia para verse “mejor”, algo que la llevó al hospital.
“Me operé del busto a los 21 años. Vomito un día antes de mi graduación en la universidad, dije ‘voy a verme espectacular con mi vestido escotado’ y ese día decido vomitar porque había comido mucho durante el día.
“Cuando vomito, el implante se me mueve y me rompe un vaso en la parte derecha de mi seno, después de esto tuve que parar en el hospital, perdí más de dos litros de sangre, una hemorragia interna en la cual casi pierdo la vida, me iba a dar un infarto durante la cirugía, fue un milagro”, dijo.
A quién formará parte de la nueva temporada del reality show Survivor, le tuvieron que quitar sus implantes y ponerle un brasier ortopédico, lo que le produjo una fuerte depresión. (Staff/Agencia Reforma)