MONTERREY, NL.- Mientras esperaba su doble trasplante de pulmón, José Luis Rodríguez “El Puma” estuvo a punto de morir ¡en tres ocasiones! No tenía fuerzas, llegó a pesar 63 kilos, se convirtió, dijo, en un niño de tres años.
A dos años de su operación, el cantante tiene las fuerzas suficientes para seguir en los escenarios y ha emprendido la campaña de concientización de donación de órganos.
El venezolano, de 76 años, se reunió con pacientes trasplantados de pulmón y otros que están a la espera en el programa del Hospital Christus Muguerza Alta Especialidad, de Monterrey, único en el país donde se realiza este procedimiento.
“No pierdan la fe, con Dios todo se puede. Si hay que irse, hay que irse, pero luchar hasta el final. A Dios no le gusta que la gente retroceda en la fe, sino que vaya adelante”, expresó el intérprete.
“Un día amaneces muy mal, (sientes) que te vas a ir, yo casi me morí tres veces, pesaba 140 libras (63 kilos), me estaba desapareciendo. Esta es una enfermedad muy cruel. Lo peor en la vida es tener una muerte lenta”.
Exhortó a los mexicanos a decir “sí a la donación” y a hacer oídos sordos a los tabúes.
“Hay muchas cosas que se le dice a la gente que no son ciertas. Fuera esos tabúes de religión, un animal que muere hay que enterrarlo, incinerarlo, hasta las plantas y los vegetales mueren. Todo lo que no tiene movimiento se pudre.
“El cuerpo no va a estar en el cielo, para nada. Se trata de la vida, de que la gente despierte. Todos salimos, nacemos, morimos y el cuerpo es un vehículo nada más. Si tienes muerte cerebral ¿qué vas a hacer con él?; hay que despertar la conciencia del trasplante”.
En 2013, “El Puma” fue diagnosticado con fibrosis pulmonar idiopática y estaba negado a ser trasplantado, hasta que se convirtió en su única opción porque su condición no tenía cura.
Durante la charla, el cantante estuvo acompañado de Raimundo Santamarta, quien tiene una experiencia de 42 años en la industria farmacéutica y creó el GlutaDose, un producto natural que, asegura, regula la respuesta inmunológica del paciente.
El suplemento, agregó, no curó la fibrosis del artista, pero sí le dio una mejor calidad de vida mientras esperaba el trasplante; a la fecha lo sigue consumiendo, incluso se lo recomendó a Vicente Fernández, a quien le extirparon el 40 por ciento del hígado. (Paula Ruiz/Agencia Reforma)