La encargada de un negocio ubicado en el municipio de El Llano estuvo a punto de caer en manos de los extorsionadores telefónicos, pues recibió una llamada en la que le informaban que supuestamente por instrucciones de su jefe, debía de sacar todo el dinero que había en la caja registradora y depositarlo a una cuenta que le fue proporcionada.
Afortunadamente, elementos del Mando Único de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado fueron alertados por empleados de una tienda de conveniencia y lograron evitar que la mujer depositara el efectivo.
Los hechos se registraron ayer a las 10:30 horas, cuando una empleada de un negocio dedicado a la venta de materiales para la construcción que se ubica en la calle Emiliano Zapata, en la comunidad de Palo Alto, que es la cabecera municipal de El Llano, recibió una llamada telefónica de una persona del sexo masculino, quien le indicaba que por instrucciones de su jefe, debía de sacar todo el dinero que se encontraba en la caja registradora y posteriormente trasladarse a una tienda de conveniencia donde tenía que depositarlo a una cuenta que le proporcionaron.
Inicialmente, la empleada decidió comunicarse con su jefe para verificar que efectivamente él había dado la orden, pero al no poder contactarse con él y por temor a tener algún problema, decidió obedecer las instrucciones.
Afortunadamente, los empleados de la tienda de conveniencia detectaron que la mujer mostraba un comportamiento raro y al preguntarle lo que le sucedía, ésta les comentó sobre la llamada telefónica recibida.
Debido a ello, decidieron llamar a los números de emergencia para reportar lo que estaba ocurriendo, por lo que momentos después llegaron elementos del Mando Único de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, quienes hicieron ver a la fémina que estaba siendo objeto de una extorsión, evitando con ello que se hiciera el depósito solicitado.