Poco satisfechos por las ventas alcanzadas se dijeron los comerciantes del tradicional tianguis de Los Muertos durante el día principal de la festividad. Comerciantes de distintos giros comentaron a El Heraldo que en lo general las ventas registraron una pequeña reducción con relación al año pasado.
Según José Ignacio Gómez Tavárez, comerciante de calaveritas de barro y de azúcar, la primera semana casi no tuvieron ventas, pero estas se incrementaron en días recientes. Comentó que los precios de calaveritas de barro y azúcar registraron una pequeña alza respecto al año pasado.
Gómez Tavárez señaló que también vende disfraces y máscaras de Halloween para rellenar su negocio, sin embargo, la tradición mexicana del Día de Muertos persiste.
“En los últimos cuatro años en las escuelas ya no quieren que vayan disfrazados de Halloween, nada más están permitidos de calaveritas, catrines o diablitos, pero vampiros y brujas ya no. Para nosotros, los disfraces que más se venden son los tradicionales. Toda la mercancía se hace en Aguascalientes, tengo un primo que me elabora las calaveritas de azúcar, y ya tengo muchos años vendiendo esto”.
Por su parte, la comerciante Martha Sánchez Esquivel, consideró que la baja en ventas en el tianguis de Los Muertos se atribuye a una falta de difusión, toda vez que incluso el 1º de noviembre estuvo muy tranquilo comparado con años anteriores en que la gente no podía transitar por los pasillos.
En tanto, Carlos Dávila Ramírez, comerciante de dulces, indicó que la tradición persiste, pues la gente consume mucho alfajor, membrillo y cocada para el Día de Muertos; “no se pierde la tradición, sigue en pie y hay la expectativa de que se mejoren las ventas”.
Finalmente, para José Antonio Luna Morales, comerciante de pan, indicó que las ventas estuvieron flojas, aunque lo más consumido en esta temporada fueron los panes de nuez, nata, hojaldras, rellenos de queso con zarzamora y de queso, mientras que el pan de muerto se vendió muy poco.