Con motivo del Día del Estudiante, que se celebra este 23 de mayo, el Obispo Juan Espinoza Jiménez aseveró que los adolescentes y los jóvenes construyen actualmente su vida y su futuro, deben ponerle buenos cimientos, y la secundaria, la preparatoria y la universidad son esas bardas que edifican en su vida, y es fundamental aprovechar los estudios.

Agregó que la etapa de ser estudiante no es sólo para recibir información, porque ésta se puede hallar fácilmente a través del dispositivo electrónico, la escuela es para formarnos y ser mejores personas, saber hacer en la vida, aprender a relacionarse con los demás, ahí nos humanizamos mediante el compartir y la alegría con los compañeros y los amigos.

“Dedicarse al estudio implica esfuerzo para dejar el juego y el descanso, pero lo más importante es construir tu futuro. Es importante que los adolescentes y los jóvenes valoren su vida, la vida es un gran don que Dios nos dio, y en ese paquete de la vida viene una gran inteligencia, un gran corazón y una fuerza de voluntad, los cuales son reflejos de que somos a imagen y semejanza de Dios, quien nos hizo como Él”.

El prelado dijo que es momento de animar a los jóvenes y decirles que la vida es bonita, a pesar de todas las dificultades y problemas que se encuentran en el camino, a veces puede ser difícil, pero también tenemos las herramientas para vivir de modo agradable y solucionar los problemas.

También, los adolescentes y jóvenes deben saber que pueden utilizar su inteligencia, que no deben sentirse limitados, cada quien a la medida de su capacidad dé lo mejor de sí mismo y que estén atentos en la escuela, acudan con gusto a las aulas.

En el caso de aquellos jóvenes que no estudian, los llamó a trabajar, porque la inteligencia no es sólo para tener conocimientos teóricos, sino para aprender a hacer, a relacionarse, para salir adelante. Todos tenemos habilidades diferentes y hay que aprender a reconocerlas y aprovecharlas. “No se queden en la flojera, el ocio es el peor de todos los vicios”, concluyó monseñor Juan Espinoza Jiménez.

¡Participa con tu opinión!