El primer encuentro entre los Presidentes Donald Trump y Enrique Peña Nieto quedó marcado por un amago lanzado de manera sorpresiva: México pagará por el muro fronterizo.

Previo a la reunión de 40 minutos que los Mandatarios sostuvieron a puerta cerrada, ambos ofrecieron un breve mensaje, al que sólo algunos medios tuvieron acceso.

Sentados a la izquierda de Trump estaban el Secretario de Estado, Rex Tillerson; el del Tesoro, Steve Mnuchin; y el de Comercio, Wilbur Ross. También el asesor de Seguridad Nacional, H. R. McMaster.

Flanqueando a Peña Nieto se encontraba el Canciller Luis Videgaray; el Secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, y el vocero presidencial, Eduardo Sánchez.

El Presidente estadounidense dijo que en el encuentro binacional tratarían temas como el TLC, pero que sentía que “estaban progresando”.

En tanto, el Mandatario mexicano señaló que éste serviría para avanzar en las negociaciones con EU y finalizó diciendo: “gracias por esta oportunidad”.

Cuando los periodistas abandonaban la sala para que iniciara formalmente el encuentro, una corresponsal deslizó una pregunta: ¿Señor Presidente, usted todavía quiere que México pague por el muro?

“Absolutamente”, respondió Trump ante la comitiva mexicana. Tras lo cual esbozó una sonrisa que fue compartida con el resto de su equipo.

Al finalizar la reunión, el Canciller Videgaray afirmó que no trataron el tema del muro y agregó que no escucharon el comentario de Trump, que despertó la polémica.

“Lo que les puedo decir son dos cosas: primero, no fue parte de la conversación, no fue parte de lo que hablamos, y segundo, este comentario que dicen que hizo en voz baja el Presidente Trump, yo no lo escuché”, dijo en Hamburgo, Alemania, donde Peña participará en la Cumbre del G20.

“Yo no puedo desmentir (porque) yo no lo escuché. No lo escuchamos. Lo importante, relevante para México, es que no fue tema de la conversación, así lo habíamos acordado y así fue”.

Pero la ofensiva de Trump no paró ahí. Dos horas después, difundió su mensaje semanal en el que lanzó otro golpe: si no se renegocia todo el TLC, Estados Unidos saldrá del pacto comercial.

“Estamos buscando una completa renegociación del TLC, y si no la obtenemos, lo cancelaremos. Esto quiere decir que terminaríamos el TLC para siempre”, afirmó en un mensaje desde la Casa Blanca grabado antes de viajar a Alemania.

No es la primera vez en que el republicano sorprende a México. El 31 de agosto de 2016, siendo candidato, fue recibido por el Presidente mexicano en Los Pinos. Después de un encuentro privado, ofrecieron un mensaje conjunto.

Al contestar una pregunta de un reportero estadounidense, dijo que había hablado con Peña sobre el muro, pero no sobre quién lo sufragaría.

Durante el mensaje, el Presidente de México no habló del tema, pero después colocó en Twitter un mensaje para responder al estadounidense.

“Al inicio de la conversación con Donald Trump dejé claro que México no pagará por el muro”, colocó en su cuenta de la red social.

En otra ocasión, el 24 de enero de 2017, un día antes de que una comitiva mexicana, encabezada por Luis Videgaray, se presentara en la Casa Blanca para analizar la renegociación del TLC, Trump lanzó un tuit sobre la construcción del muro.

“Gran día mañana planeado para la SEGURIDAD NACIONAL. Entre muchas otras cosas: ¡construiremos el muro!”, anunció el estadounidense en Twitter.

México lamentó la publicación del Mandatario por considerar que sentaba un mal precedente para el diálogo binacional.