CDMX.- Real y original.
Son las palabras que más utilizan Diego Luna y Tony Gilroy para referirse a Andor, la nueva serie del universo Star Wars, que sigue los orígenes de Cassian Andor, ese capitán de la Alianza Rebelde que dio su vida para ayudar a robar los planos de la Estrella de la Muerte.
«Esta es una serie sobre gente real. Son tiempos oscuros en la galaxia. No hay jedis alrededor. Esta gente tiene que articular una reacción a la opresión. Es el Star Wars más aterrizado que hay», opina el mexicano, quien protagoniza y produce el proyecto, en un encuentro con medios.
Tienen razón. La mayor parte de la narrativa, ubicada cinco años antes de los acontecimientos de Rogue One (2016), ocurre a ras de suelo, con personajes comunes y corrientes que se debaten entre la valentía y la cobardía, que no conocen la Fuerza.
El tono de thriller, que Gilroy trazó antes en la trilogía de Jason Bourne, sobrevuela los episodios que llegan este miércoles a Disney+.
«Es una historia que como audiencia a mí me gustaría ver. Teníamos que enfocarla con realidad, porque no importa que ocurra en una galaxia muy lejana. Esta historia importa en el mundo en el que vivimos».
La serie gustó tanto en Lucasfilm que de inmediato una segunda temporada fue autorizada. (Mario Abner Colina/Agencia Reforma)