Abril Valadez 
Agencia Reforma

GUADALAJARA, Jalisco.- Caleb McLaughlin, quien interpreta a Lucas Sinclair en Stranger Things, habló abiertamente sobre cómo enfrenta el racismo siendo parte de la exitosa serie de ciencia ficción de Netflix.
En Heroes Comic Con, en Bélgica, McLaughlin dijo que los fanáticos del programa lo han tratado de manera diferente a sus coprotagonistas no negros a lo largo de los años, informaron medios de comunicación internacionales. «Definitivamente me afectó cuando era niño. En mi primera Comic-Con, algunas personas no se pararon en mi fila porque yo era negro. Algunas personas me dijeron: ‘Oh, no quería estar en tu fila porque fuiste malo con Eleven (Millie Bobby Brown)’
«Incluso ahora, algunas personas no me siguen o no me apoyan porque soy negro. A veces en el extranjero siento el racismo, siento la intolerancia. A veces es difícil hablar de ello y que la gente lo entienda, pero cuando era más joven definitivamente me afectó mucho», dijo el actor de 20 años, que tenía 14 cuando se estrenó la primera temporada de la serie.
Aunque McLaughlin tiene 15.4 millones de seguidores en Instagram, es el menos seguido en esa plataforma de los seis miembros principales más jóvenes de Stranger Things.
Al comenzar la serie, cuando era adolescente 14, McLaughlin dijo que su yo más joven se preguntaba: «¿Por qué soy el menos favorito? ¿Por qué tengo la menor cantidad de seguidores? Estoy en el mismo programa que todos los de la temporada uno».
«Mis padres tenían que decir, ‘Es una triste verdad, pero es porque eres el niño negro en el programa… Porque nací con esta hermosa piel de chocolate, no soy amado. Pero es por eso que con mi plataforma quiero difundir positividad y amor porque no devuelvo el odio a las personas que me odian a mí», agregó.

Otros actores que expusieron racismo recientemente

Steve Toussaint e Ismael Cruz Córdova, actores negros de otras franquicias, también abordaron recientemente sus experiencias con el racismo entre los fanáticos.

La precuela de Game of Thrones, House of the Dragon, volvió a imaginar a los marineros de House Velaryon como ricos conquistadores negros, en lugar de la piel pálida y los ojos morados descritos en los libros de George R.R. Martin.