Adrian Basilio
Agencia Reforma

CDMX.- La amistad entre México y Japón y en particular entre el Comité Olímpico Mexicano (COM) y la prefectura de Hiroshima quedó plasmada en el Centro Deportivo Olímpico Mexicano (CDOM) en un mural develado esta mañana.
Creación de los hermanos artistas Adry del Rocío y Carlos García basándose en la historia y deporte mexicano y japonés, el mural evoca los lazos de fraternidad entre ambas naciones en un momento muy particular por la situación que enfrenta la humanidad consecuencia de la pandemia por COVID-19.
Daniel Aceves, titular de Medallistas Olímpicos de México, se encargó de coordinarse con Minoru Alejandro Gutiérrez, Gestor del Mural, para la creación de la obra pintada en uno de los gimnasios ubicados en la entrada del CDOM para ser apreciada por la mayor cantidad de personas posible.
“Este es un mural para dejar registro histórico y porque no se requiere de un idioma para plasmar algo y en este caso porque México y Japón hablan idiomas diferentes. Es un elemento importante para la paz”, expuso Minoru.
Carlos Padilla, presidente del COM, destacó las relaciones amistosas y de colaboración entre México y la nación asiática mediante las cuales ha sido factible que unos 300 deportistas tricolores hayan podido hacer concentraciones en Hiroshima en los últimos cuatro años con miras a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.
Los maratonistas clasificados a Tokio 2020, Joel Pacheco, Daniela Torres, Úrsula Sánchez, José Luis Santana y Jesús Esparza ayudaron a cortar el listón inaugural del mural, el cual se concretó gracias al apoyo de la firma automotriz Mazda, cuyo presidente Takuji Iwashita estuvo presente, y de aportaciones de japoneses radicados en México o que ya están de vuelta en su país.