Leticia Acuña Medina
El Heraldo

El titular de Regulación Sanitaria del ISSEA, Octavio Jiménez Macías, advirtió que con el inicio progresivo de clases presenciales, se reforzará la vigilancia en los camiones urbanos para garantizar que no sean un foco de contagio para el alumnado; aclaró que ya se hace para protección de la población usuaria, pero ahora con más razón.
Las unidades deben sanitizarse y llevar gel antibacterial, conductores y pasajeros deben ponerse cubrebocas; además es importante que quienes tengan contacto con los asientos, pasamanos, dinero, al llegar a su casa o centro de trabajo, se laven las manos minuciosamente.
Por otro lado, destacó que la Guardia Sanitaria continuará en forma permanente, con los operativos sorpresa para vigilar que todos los comercios del estado cumplan con las medidas básicas de protección.
Especificó que más de 150 establecimientos han sido suspendidos temporalmente por incumplir las medidas de sanidad ordenadas por la Secretaría de Salud para esta etapa de pandemia.
Ejemplificó dos consultorios médicos y tres mini súper, ambos giros catalogados como sitios con elevado flujo de personas.
Debe respetarse la sana distancia, el uso del cubrebocas, del gel antibacterial y la sanitización de los espacios en general, entre otros, reiteró.
Entre los establecimientos suspendidos temporalmente en los últimos tres días están tortillerías, fruterías, pastelerías, dulcerías y un bar, por lo que no descartó que la lista de sancionados siga creciendo; cabe mencionar que las sanciones económicas pueden llegar a las 200 UMA, es decir poco más de 17 mil pesos.
El director de Regulación Sanitaria puntualizó que del total de negocios suspendidos temporalmente durante la actual contingencia por el COVID-19, 78 han solventado las observaciones y deficiencias en el cumplimiento de los protocolos, por lo que han podido reanudar su funcionamiento, mientras que el resto de comercios siguen sin prestar sus servicios por incumplir los ordenamientos de la autoridad de salud.
Reiteró que también es responsabilidad de la propia sociedad cumplir con las medidas de protección básicas, como lo es el uso del cubrebocas y exigir que en los comercios también se respeten, para en conjunto evitar la propagación del COVID-19
Finalmente, Jiménez Macías advirtió que continuarán de forma permanente los operativos sorpresa para verificar que en todos los comercios de la entidad se cumplan los protocolos sanitarios, los cuales dijo, fueron diseñados para proteger a las personas del virus SARS-CoV-2.