Al informar que durante la contingencia sanitaria se han registrado 6 lanzamientos de piedras a autobuses de pasajeros, el administrador de la Central Camionera de Aguascalientes, Carlos Cruz Reyes, señaló que en coordinación con la Policía Federal y la Guardia Nacional han apoyado en las colindancias de los estados de Zacatecas y Coahuila, y los entronques de Teocaltiche y Encarnación de Díaz para impedir asaltos.
En territorio aguascalentense no se han registrado incidentes de asaltos, pero sí ha habido apedreamientos que tienen la finalidad de detener a los autobuses y así ocurrir un ilícito, donde los choferes no detienen su marcha de la unidad por la seguridad de todos y tampoco se han registrado accidentes de tránsito.
Esas unidades posiblemente afectadas en sus parabrisas son cambiadas de modo inmediato una vez que llegan a su siguiente destino para que los pasajeros puedan continuar su viaje y las unidades golpeadas son revisadas y reparadas para reincorporarse posteriormente al servicio de pasajeros.
“Es importante que las líneas de transporte de autobuses que operan en Aguascalientes reporten estos casos para presentar las denuncias ante la autoridad competente para proceder a los operativos pertinentes”, llamó.
En entrevista con El Heraldo, el administrador de la Central de Autobuses de Aguascalientes mencionó que esos actos de lanzar piedras a los parabrisas de las unidades de transporte de pasajeros pretenden detenerlos y se han presentado durante las noches, los infractores escogen puentes peatonales o vehiculares para lanzar desde ahí las piedras.
Detalló que los lanzamientos de piedras han ocurrido entre las diez de la noche y las tres o cuatro de la madrugada. Una de las zonas que tiene revisión permanente de la policía federal se ubica al rumbo del municipio de Teocaltiche y el entronque hacia Encarnación de Díaz.
“Los operadores no detienen su marcha porque el compromiso es proteger a los pasajeros y su propia vida, y continua su viaje hasta su destino próximo, si ahí se requiere se trasladan los usuarios a otra unidad y si no tiene afectación alguna siguen en el mismo autobús”, concluyó.