Para apoyar a las autoridades gubernamentales en el combate al robo de tráileres y mercancía en las carreteras del país, la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga, ha cooperado con la instalación y equipamiento de Centros de Reacción Inmediata de Robo al Autotransporte, dio conocer el presidente de este organismo, Roberto Díaz Ruiz.
Resaltó que de momento no se tiene contemplado un centro de este tipo en el territorio de Aguascalientes, pues se considera suficiente con los que este año serán instalados en Guanajuato, Jalisco y San Luis Potosí, que permitirían cubrir el traslado de los camiones de esta localidad.
Refirió que si bien en Aguascalientes no se está exento de ese tipo de delitos, el problema no se puede comparar con lo que se vive en entidades vecinas como Jalisco o Guanajuato, “sufrimos robos pero no en Aguascalientes, sino en los límites con otras entidades, y en la zona del Bajío los focos rojos se encuentran desde Lagos de Moreno hasta Querétaro, pasando por La Piedad, Michoacán, Morelia y San Luis de la Paz, es donde han sufrido asalto varias de nuestras unidades”.
Otra parte complicada es la zona de México-Puebla y se extiende hasta Las Cumbres de Maltrata o hasta Perote, Veracruz, “son zonas conflictivas, en donde según el reporte hasta el último día de noviembre pasado se tuvieron más de 13 mil robos en todo el país”; refirió que no se ha cuantificado el monto de lo robado, pero lo que fue en 2019 ascendió a 92 mil millones de pesos, sería algo así como tres veces el presupuesto del estado de Aguascalientes.
Ésta ha sido la causa por la que se ha impulsado la instalación de Centros de Reacción Inmediata de Robo al Autotransporte de Carga, lugar cuyos encargados entran en operación una vez que se activa la tecla de pánico por parte del operador de un camión que esté en riesgo o en cuanto se detecte que la ruta de traslado ha sido desviada.
Estos centros han sido instalados de inmediato en los puntos rojos del país y han funcionado, a grado tal que han sido recuperadas no sólo unidades, sino también mercancía que por la pronta atención, los delincuentes no han alcanzado a descargar.
Finalmente, Díaz Ruiz refirió que en algunos casos de poco ayuda la no reacción inmediata de los operadores de los tráileres o su temor, pues “dicen que temen activar la tecla de pánico, ya que cuando el delincuente observa eso, la toma en contra de ellos e incluso puede correr riesgo su vida”.