Cortesía Oscar Eduardo Salado

Ahora fue en el municipio de Jesús María donde se registró otro homicidio doloso, luego que una menor de edad encontró el cuerpo sin vida de un individuo que fue tirado junto a un contenedor de basura y envuelto en una cobija.
El ahora occiso respondía al nombre de José Manuel y contaba con 18 años de edad.
Los hechos fueron reportados ayer a las 10:30 horas y ocurrieron en la avenida Alejandro de la Cruz Saucedo casi esquina con la calle Josefa Ortiz de Domínguez, en la cabecera municipal de Jesús María.
Acudieron elementos de la Policía Municipal y de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, además de paramédicos del ISSEA, quienes confirmaron el reporte, al encontrar a una persona del sexo masculino que más tarde fue identificada como José Manuel, cuyo cuerpo estaba envuelto en una cobija.
En el sitio se detectó un pequeño charco de sangre, además de que junto con la cobija estaba amarrada una patineta.
Unas personas indicaron que a las 09:00 horas pasaron por ese sitio, ya que se dirigían a misa a la parroquia de la Divina Providencia y para ese momento no se percataron de la presencia del cuerpo.
Fue una menor de edad quien encontró al ahora occiso, luego que su progenitora le pidiera que fuera a tirar la basura. Al momento de llegar al contenedor que se ubica sobre la avenida Alejandro de la Cruz Saucedo y casi esquina con la calle Josefa Ortiz de Domínguez, observó la patineta, por lo que al presumir que alguien la había tirado, decidió tomarla para llevársela a su casa.
Sin embargo, al intentar desamarrarla, quedó al descubierto el cuerpo sin vida de una persona del sexo masculino, por lo que se asustó y fue a avisarle a su mamá lo ocurrido.
A fin de realizar las diligencias correspondientes, se presentó el agente del Ministerio Público de la Fiscalía General del Estado, además de personal de la Dirección de Investigación Pericial.
Aunque al ahora occiso se le detectó una lesión en la cabeza, la necropsia que fue realizada al cuerpo de José Manuel, reveló que su deceso fue a consecuencia de una asfixia por estrangulación armada.