José Díaz Briseño
Agencia Reforma

WASHINGTON, EU.- La decisión del Gobernador republicano de Texas, Gregg Abbott, de implementar de forma unilateral inspecciones adicionales al transporte de carga en los cruces fronterizos con México, ha golpeado la cadena de suministros estadounidense, denunciaron congresistas del Partido Demócrata.
Abbott impuso desde el miércoles pasado las revisiones en protesta por la política migratoria del Presidente Joe Biden, quien decidió cancelar las expulsiones sumarias de indocumentados en la frontera bajo el llamado Título 42 de la Ley General de Salud de 1944.
La medida ha provocado retrasos de hasta 24 horas en los cruces de camiones, lo que ha provocado la molestia de los choferes.
«Esta acción fracasará en detener la migración en la frontera y ha alterado el comercio, así como ha exacerbado los retos de cadenas de suministro (que enfrenta EU)», planteó ayer en una carta a Abbott el congresista demócrata por Texas, Vicente González, quien representa el área de McAllen.
«El plan está aumentando exponencialmente los tiempos de espera en nuestros puertos de entrada y está exacerbando nuestra ya alterada cadena de suministro; además, de paralizar una economía que depende tanto del comercio transfronterizo», consideró por si parte la congresista demócrata Verónica Escobar, de El Paso.
Julio César Almanza, presidente de la Federación de Cámaras de Comercio de Tamaulipas, advirtió que las revisiones exhaustivas han afectado unos 25 mil trámites de exportación.
«Según estimaciones comerciales se pierden de manera diaria 75 millones de pesos entre combustible, personal y los gastos que genera el tener un tracto camión parado por un día esperando su turno para cruzar a Estados Unidos», dijo.
Al respecto, la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga refirió que las inspecciones de seguridad han causado la caída de más del 70 por ciento en el flujo comercial.
«Se estima que en el Puente Pharr despachaba hasta 3 mil camiones por día, para un aproximado de 18 mil unidades por semana. A partir de las inspecciones en Texas, apenas se despachan entre 500 y 700 camiones cotidianamente», refirió.
Desde el lunes, el congresista demócrata Joaquín Castro, de San Antonio, advirtió sobre las consecuencias de las revisiones.
«Por sexto día, el Gobernador Abbott ha interrumpido el comercio, lo que afectará los negocios y llevará a tener precios más altos», expresó.
Con información de Miguel Domínguez.

¡Participa con tu opinión!