Diego Martínez
Agencia Reforma

CDMX.- En julio pasado dio positivo de COVID-19 y eso aplacó su opción de ser la primera mexicana en protagonizar una función de UFC.
Dos meses después de haber sido golpeada por el coronavirus, Irene Aldana se encuentra del otro lado del mundo, en la Isla de Yas en Abu Dhabi, para ser la primera tricolor en estelarizar una cartelera de la empresa del octágono al enfrentar hoy a la ex monarca Holly Holm.
“Fue duro. Me pegó duro el virus. Me cansaba, me fatigaba, no estaba al 100% y le comenté a UFC y se pospuso la pelea”, apuntó Aldana.
“Ahora, estoy al 100% lista para la pelea. Es una pelea importante, es un paso más al cinturón que quiero y al sueño de ser campeona. Sé que tengo que salir a ganar, y sé de la importancia de la pelea”.
Aldana, de 32 años, llegará como la número seis del ranking de peso Gallo, mientras que Holm, quien también fuera en su momento monarca mundial de boxeo, está por cumplir 39 años y es la número 2 de la lista, y considerada la octava en las mejores libra por libra.