Médicos del IMSS que se encuentran al frente de la primera línea de atención al Covid-19, expresaron su sentir luego de que el número de fallecidos por la pandemia llegara a un nuevo máximo histórico. El aumento diario en casos de contagios nuevos y la saturación en el área de terapia intensiva, ha ido marcando cansancio y frustración continua entre el personal y perder la esperanza de que la situación pronto mejore.

La falta de medicamentos, además de compañeros del gremio infectados, algunos de ellos en estado grave y otros más fallecidos, genera una frustración continua. Lo mismo sucede con aquellos médicos y enfermeras encargados de las áreas Covid, quienes simplemente no se dan abasto para valorar en un solo turno a las personas internadas por el mencionado virus.

“Es una frustración continua de querer ayudar a las personas y no poder hacerlo como quisiéramos. Tenemos el compromiso de ayudar, la gente necesita ser vista por los médicos, no alcanzamos a verlos a todos porque son muchos y pocos médicos”, lamentó un galeno del IMSS 1 que brindó su testimonio al Heraldo y que pidió conservar su anonimato.

El médico reconoció que por mucho, la pandemia de Coronavirus ha sido la experiencia más cruda que le ha tocado enfrentar, con lecciones qué aprender y con empeño de realizar día con día su máximo esfuerzo. “En 2008 por influenza me tocó atender a todos los que tenían AH1N1, aquello fue una probadita. Esto es una cosa inimaginable, triste, grave, personas que ingresan y no alcanzan a despedirse de sus familiares”, concluyó. (Rubén Torres Cruz/Heraldo Digital)