Víctor Osorio
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) informó que en julio dará inicio un programa de estimulación de lluvias en Sinaloa, Sonora y Baja California y posteriormente en la zona de La Laguna, con el objetivo de mitigar los efectos de la sequía.
Detalló que estará a cargo de la Comisión Nacional de Zonas Áridas (Conaza), con apoyo de la Fuerza Aérea Mexicana (FAM), y consiste en liberar moléculas de yoduro de plata en las nubes para precipitar la lluvia.
Se trata, remarcó en un comunicado, de una tecnología amigable con el ambiente.
Indicó que se se espera operar de entre 20 a 25 vuelos, cuando se presenten las condiciones de nubosidad apropiadas, en las tres entidades.
Los gobiernos de Sinaloa y Sonora apoyarán con aviones propios.
La Conaza, explicó la Sader, delimitó un polígono de trabajo que comprende dos millones de hectáreas, para cada uno de los estados donde habrá estimulación de lluvias.
En abril pasado, recordó, se puso en marcha un proyecto de estimulación de lluvias para mitigar los efectos del desabasto de agua de la zona metropolitana de Monterrey y en el distrito de riego DR-025, Bajo Río Bravo, en Tamaulipas.
En tanto, la semana pasada dieron inicio los vuelos en Chihuahua con un avión de la FAM.
«El objetivo de este proyecto es recuperar la humedad del suelo para propiciar el crecimiento de alimento para el ganado, la siembra de cultivos de temporal y, de forma colateral, generar escurrimientos hacia presas, con lo cual se beneficia a un mayor número de productores de las regiones atendidas», apuntó la Sader.