César Martínez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-En México hay al menos 52 mil personas fallecidas que no han sido identificadas por las diferentes instituciones forenses del País, de acuerdo con un informe del Movimiento por Nuestros Desaparecidos en México (MNDM).

Conformado por 74 colectivos de 22 estados de la República y de tres países de Centroamérica, el MNDM realizó su investigación a través de solicitudes de información que respondieron 30 servicios forenses del País.

“La mayoría de estas personas (60 por ciento) yace en fosas comunes en cementerios públicos”, detalla el informe titulado “La Crisis Forense en México: más de 52 mil personas fallecidas sin identificar”, explica.

“Otras personas fallecidas yacen en instalaciones de los servicios forenses (7 por ciento), universidades (5 por ciento) o centros de resguardo forense (1 por ciento). Las autoridades no han podido o no han querido informar dónde se encuentra el 22 por ciento de las personas fallecidas sin identificar”.

El movimiento por los desaparecidos advierte que los registros, aunque son oficiales, no parecen ser técnicamente confiables, por lo que la cifra oficial de 52 mil personas sin identificar debe ser vista como un piso mínimo reconocido por el Estado con la probabilidad de que sea más grande el problema.

“Por ejemplo, frente a la solicitud de acceso a la información que dirigimos a la Fiscalía General del estado de Veracruz, ésta reportó un total de mil 391 personas fallecidas no identificadas”, explica en el informe.

“Pero el 35 por ciento de esas personas (490) ha sido localizado sólo en dos de las muchas fosas clandestinas identificadas en el estado (Colinas de Santa Fe y Arbolillo). Es altamente probable que la cantidad de cuerpos no identificados en Veracruz sea mayor”.

Inconsistencias similares encontraron en Puebla y Nayarit.

Los estados con la mayor cantidad de cuerpos sin identificar son Baja California, con 9 mil 87; Ciudad de México, con 6 mil 701; Estado de México, con 5 mil 968; Jalisco, con 5 mil 738; Chihuahua, con 3 mil 943; Tamaulipas, con 3 mil 788, y Nuevo León, con 2 mil 77.

Esas entidades superan la media nacional de mil 575 cadáveres sin identificar y juntos concentran el 71.73 por ciento del total.

“Es posible que entre los cuerpos no identificados que yacen en fosas comunes y clandestinas, en servicios forenses y otros espacios, se encuentren algunas de las personas reportadas como desaparecidas”, se señala en el documento.

“Recae sobre las autoridades la obligación de identificar a todas las personas fallecidas e investigar cuáles fueron las circunstancias de la muerte y la identidad de los perpetradores de los delitos y/o violaciones a derechos humanos que hubiesen sufrido”.