Renata Tarragona
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Los países de Latinoamérica y el Caribe tendrán importantes crecimientos en la producción y disponibilidad de alimentos hacia el 2030 debido a mayores rendimientos del campo.
De acuerdo con el reporte Perspectivas Agrícolas 2021-2030 de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) en conjunto con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, en inglés), en los próximos 10 años el rendimiento de los cultivos de la zona tendrá un incremento de alrededor del 12 por ciento, impulsado por la implementación de tierra para multicultivos.
«Los cereales y las oleaginosas representan el mayor área cultivada, asimismo, son los cultivos en los que se espera un mayor incremento en el área.
«Sin embargo, esto es debido a la implementación de sistemas de cultivo múltiple, básicamente, la combinación cereales-oleaginosas, es decir maíz-soya, pero también de cereales-leguminosas, como maíz con algún tipo de frijol», explicó Sergio René Araujo Enciso, Economista de la FAO.
Los cereales alcanzarán una superficie cosechada de 62 millones 707 mil hectáreas, mientras que las oleaginosas se ubicarán en 67 millones 281 mil hectáreas para el plazo mencionado.
Asimismo, la disponibilidad de proteína animal estará cerca del 52 por ciento por arriba.
La producción agrícola de Latinoamérica y el Caribe representa el 13 por ciento del valor mundial del sector agropecuario, así como el 17 por ciento de las exportaciones.
Particularmente, México también verá un crecimiento en la disponibilidad diaria de calorías con más de 3 mil calorías por persona, y, si bien habrá un ligero aumento en la disponibilidad de proteína, se mantendrá inferior a los 100 gramos por persona, apuntó Araujo.