Juan Carlos Orozco
Agencia Reforma

CDMX.- Redimir bonos, pagar deuda bancaria e indemnizar a los concesionarios del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) costará al Gobierno de Andrés Manuel López Obrador más de 10 mil millones de dólares.
De acuerdo con estimaciones hechas por Carlos Serrano, economista en jefe de BBVA Bancomer, institución que funge como administradora conjunta de la emisión de bonos del NAIM, el monto equivale a 0.9 por ciento del PIB.
“Si los tenedores de bonos y las contrapartes en contratos firmados requieren que el Gobierno pague la deuda relacionada con el proyecto cancelado, el monto será de aproximadamente 10 mil millones de dólares que al tipo de cambio actual de 20 pesos por dólar, equivalen a 0.9 por ciento del Producto Interno Bruto”, destaca en un documento difundido ayer.
En un análisis previo de la institución bancaria expuso que la distribución de los costos por la cancelación de la obra sería la siguiente: 5 mil 560 millones de dólares por redención de bonos; 930 millones de dólares de créditos bancarios y 3 mil 990 millones de dólares por indemnización a los concesionarios, lo que equivale a 30 por ciento del costo total del proyecto de infraestructura.