Iris Velázquez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Las condiciones generadas por la pandemia del Covid-19 y el confinamiento de mujeres con sus agresores podrían reflejarse en un incremento de 30 por ciento en cifras de embarazo no deseado en adolescentes, de acuerdo con estimaciones del Consejo Nacional de Población (Conapo),
Esta cifra implicaría un incremento de aproximadamente 28 mil casos adicionales a los 373 mil 661 nacimientos de madres adolescentes que se registraron en 2020, de acuerdo con estimaciones de Conapo y del Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva.
En el seminario “Violencias relacionadas con el embarazo en adolescentes”, organizado por el Colegio de México (Colmex), Gabriela Rodríguez, secretaria general del Conapo, indicó que, aunque la mayoría de embarazos adolescentes se registran entre quienes tienen entre 15 y 19 años, en las edades de 10 a 14 años se reportaron 9 mil 876 nacimientos el año pasado.
El embarazo adolescente, añadió, abre brechas a nivel profesional, pues sólo el 6.8 por ciento de las madres de este sector etario llega a un nivel profesional mientras que 22.2 por ciento de las madres que se embarazaron en una edad adulta lo alcanza.
Además, las que tuvieron hijos antes de los 20 años ganan 30 por ciento menos en comparación con las que aguardaron hasta la edad adulta.
Rodríguez recordó que existe una Estrategia Nacional para la Prevención del Embarazo Adolescente cuyo objetivo es reducir reducir en 50 por ciento la tasa específica de fecundidad en adolescentes y erradicar el embarazo en niñas entre 10 y 14 años de edad para 2030.