Martha Martínez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Aumentar la participación de energías renovables en el sistema eléctrico nacional generaría ahorros por alrededor de mil 600 millones de dólares anuales, aseguró la organización ambientalista Greenpeace.

En un documento entregado a los diputados, quienes en los próximos días discutirán y votarán la reforma eléctrica propuesta por el Presidente Andrés Manuel López Obrador, indicó que de acuerdo con la Internacional Renewable Energy Agency (IRENA), la implementación de una ruta ambiciosa en esta materia brindará a México la oportunidad de reducir la demanda total de carbón en un 62 por ciento, de gas natural en un 21 por ciento y de petróleo en un 6 por ciento en los próximos 10 años.

El reporte ‘El camino de México hacia la justicia energética’ indica que alcanzar una participación del 21 por ciento de las energías renovables daría como resultado neto anual ahorros de mil 600 millones de dólares en el sistema energético total del País.

Agrega que si a esta cifra se suman los recursos que se dejarían de erogar por externalidades relacionadas con la contaminación del aire y las emisiones de bióxido de carbono (CO2), los ahorros podrían ascender a entre 4 mil 600 y 11 mil 600 millones de dólares anuales.

La iniciativa preferente, que discutirá y votará la Cámara de Diputados el próximo 23 de febrero, modifica el esquema de despacho para privilegiar la electricidad generada por la Comisión Federal de Electricidad por sobre las energías renovables.

El informe señala que hasta 2018, la producción de energía eléctrica de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) fue de 317 mil 278 gigawatts por hora, de la cual el 79 por ciento fue generada a partir de combustibles fósiles.

En contraste, las energías renovables, es decir, la geotermia, solar, eólica y biomasa, aportan apenas el 6.7 por ciento de la generación eléctrica, dado que su crecimiento ha sido mínimo en los últimos 28 años.

Greenpeace explicó que si se suma la participación de las grandes hidroeléctricas, el porcentaje aumenta a cerca del 17 por ciento, pero calificó esto como una trampa para señalar que el País está creciendo en cuanto a generación limpia.

La organización ambientalista aseguró que el potencial solar del País es de los más altos a nivel mundial, e incluso se podría considerarse infinito.

“La irradiación solar global en México, en promedio, es de 5 kWh/día/m2; sin embargo, en algunas regiones del país se llega a valores mayores. La Cooperación Técnica Alemana señala que, suponiendo una eficiencia del 15 %, bastaría un cuadrado de 25 km de lado en el desierto de Sonora o Chihuahua para generar toda la energía eléctrica que requiere hoy el país (considerando la interacción con otras fuentes de energía renovable); por ello, el potencial técnico se puede considerar prácticamente infinito”, sostuvo.

Respecto a la energía eólica, detalló que si bien la capacitada actual instalada es de ocho gigawatts, el potencial del País podría alcanzar los 50 gigawatts, aunque algunas estimaciones estiman un potencial que va de 158 hasta 583 gigawatts.

En cuanto a capacidad de energía geotérmica, señaló que México ocupa la quinta posición, después de Estados Unidos, Filipinas, Indonesia y Nueva Zelanda.

En tanto que en materia de biomasa, la capacidad instalada es de 1.10 gigawatt, pero podría aumentar a 1.48.