Karla Omaña
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Valero, uno de los más grandes refinadores de Estados Unidos, estima duplicar el volumen de importaciones de combustibles a México, a través de sus terminales de almacenamiento, especialmente con la nueva terminal ubicada en Veracruz, donde tiene alianza con IEnova.
“Yo esperaría un incremento importante en el volumen que podamos desplazar al mercado mexicano, que dupliquemos lo que importemos, depende lo que nos exijan nuestros clientes y conforme seamos competitivos en precio, calidad y certeza de suministro”, dijo Carlos García, director de la compañía en México, en conferencia de prensa.
La firma, aseguró, importa en promedio un volumen entre 6 y 7 millones de litros diarios de combustibles para atender al mercado mexicano, el equivalente a 40 mil barriles diarios.
La terminal marítima de hidrocarburos, propiedad de IEnova, inició formalmente su operación el pasado sábado con una capacidad de almacenamiento de más de 2 millones de barriles.
“Nosotros somos el usuario principal de esa terminal, de hecho es la terminal marítima privada más grande que se ha construido en México.
“La terminal tiene dos objetivos para suministrar el mercado local vía pipas y ser un punto de entrada para suministrar las otras terminales, Puebla y Valle de México”, dijo García.
Con esta terminal, podrán suministrar combustibles a distintas regiones del País, entre ellas la CDMX y el Estado de México, así como Jalisco y Puebla.
García aseguró que, con el apoyo de 216 carro-tanques diarios, Valero planea transportar desde dicha terminal, entre 22 y 24 millones de litros de combustibles.
Sobre las afectaciones provocadas a los complejos refinadores de la firma, por las bajas temperaturas Texas, García comentó que los complejos están regresando a la normalidad y el suministro para México está asegurado.