El secretario de Seguridad Pública del Estado, Porfirio Javier Mendoza Sánchez reconoció que la Policía Estatal está alejada de la ciudadanía, por lo que, pese a su profesionalismo y capacitación, no ha cerrado filas con la población.
En ese sentido y con la finalidad de tener un acercamiento integral con la sociedad, puso en marcha un curso sobre Proximidad Social dirigido a elementos de la Estatal, en el marco del proyecto encaminado a fortalecer la confianza de la población en esta dependencia.
El funcionario recalcó que esta actividad tiene la finalidad de romper paradigmas y prejuicios, pues actualmente la Policía Estatal es una corporación con elementos altamente capacitados, con una carrera policial enfocada a ofrecer los mejores resultados.
Sin embargo, no pueden trabajar alejados de la ciudadanía y, por el contrario, hay necesidad de hacer contacto con la gente, que sienta que la corporación está ahí y que es confiable, agregó.
Detalló que esta formación no solamente está enfocada a actualizar técnicas y tácticas policiales, métodos de investigación y de patrullaje, sino especialmente destaca la proximidad social como herramienta fundamental que no se da en automático, sino que lleva un proceso sociológico.
Explicó que el curso consta de cuarenta horas e involucra a todo el personal, donde el reto es que sepan adentrarse en la problemática de cada colonia, comunidad y municipios, para poder ser más eficientes en la prevención de los delitos.
Mendoza Sánchez indicó que los estatales están conociendo nuevas técnicas de acercamiento a la población, con las cuales se podrá ir erradicando de manera paulatina la imagen de una policía ajena al contexto de cada comunidad y que es aguda en su trato con los ciudadanos.
De igual manera, los elementos tendrán mayor conocimiento de la evaluación conductual de las personas, de tal forma que puedan decidir con más acierto la forma de acercarse a ellos e involucrarse en el tema de su seguridad, así como del trabajo coordinado para lograr un entorno más seguro, concluyó.