Staff
Agencia Reforma

FILADELFIA, Estados Unidos.- Será hasta los Entrenamientos de Primavera del próximo año, cuando se vuelva a ver en acción al pitcher abridor de los Filis, Zack Wheeler.
Y es que el lanzador se sometió a una operación el pasado 12 de octubre para solucionar una molestia que lo obligó a perderse una presentación en septiembre.
El derecho casi pierde la uña del dedo corazón en la mano de lanzar el 9 de septiembre cuando perdió su equilibrio mientras se ponía los pantalones. La uña quedó enredada con la hebilla de su cinturón, casi sacándola de su lugar.
Wheeler regresó a la acción el 16 de septiembre y realizó sus últimas tres aperturas de la campaña después de perderse un turno en la rotación.
Pero todavía estaba lidiando con los problemas en la uña, que lo han molestado desde la escuela secundaria debido a cómo sujeta la bola cuando lanza.
El diestro tuvo marca de 4-2 con 2.92 de efectividad y 53 ponches en 11 salidas de su primera temporada con la escuadra de Filadelfia.
El serpentinero de 30 años firmó un contrato de cinco años y 118 millones de dólares en la temporada pasada.