Un secuestrador pasará 50 años en prisión tras haber sido declarado culpable del delito que cometió en hechos registrados en diciembre de 2017. El ahora sentenciado responde al nombre de Juan Manuel, quien estará recluido en el Cereso de El Llano.
De acuerdo a la carpeta de investigación, el día 29 de diciembre del año 2017, aproximadamente a las 08:30 horas, la víctima salió de su domicilio ubicado en el fraccionamiento Arboledas de Paso Blanco, en el municipio de Jesús María, ya que se iba a dirigir a su trabajo en la ciudad de Aguascalientes.
Por tal motivo, subió a su vehículo de la marca Seat, lo sacó de la cochera y lo estacionó frente a su domicilio, siendo en ese momento cuando se acercó una persona que intentó subirse, pero no lo pudo lograr, ya que un segundo implicado le manifestó al primer participante que llevara a la agraviada a la parte posterior del automotor.
El cómplice participante en todo momento amagó a la víctima con un arma de fuego a la altura de su cuello; posteriormente, Juan Manuel dio marcha al vehículo dirigiéndose hasta la carretera federal 45 norte. Al tiempo que la víctima era vendada de los ojos.
Minutos después arribaron a un domicilio ubicado en el fraccionamiento Los Lirios, perteneciente al municipio de San Francisco de los Romo, lugar en el que bajaron a la víctima, quien escuchó que estaban sacando de su bolsa algunas pertenencias, siendo éstas un teléfono celular, lentes de marca reconocida, su cartera, tarjetas bancarias y la cantidad en efectivo de $2,500 pesos.
Una vez dentro de la vivienda, sentaron a la víctima en uno de los sillones y la ataron tanto de las manos como de los pies. Transcurridas tres o cuatro horas, se acercó el hoy sentenciado, quien se encargó de vigilarla mientras sus cómplices no se encontraban en el lugar.
Fue hasta el día 30 de diciembre del mismo año, cuando el sentenciado sacó a la víctima del domicilio donde la mantuvieron privada de su libertad, y la condujo hasta la carretera, y ahí la parte afectada abordó una combi con rumbo a la ciudad de Aguascalientes.
En la audiencia de individualización de sanciones, se dictó el fallo condenatorio en virtud de que el Tribunal de Control y Juicio Oral, adujo que las pruebas aportadas por el agente del Ministerio Público de la Unidad Especializada en Combate al Secuestro, fueron suficientes para acreditar la plena responsabilidad del acusado en la comisión de Secuestro Exprés.