Alrededor de 7 mil empleos estarían en riesgo de perderse en Aguascalientes de prosperar la iniciativa presidencial que busca eliminar el esquema de contratación por outsourcing en el país, así lo estableció el analista financiero Gerardo Sánchez Herrera.

Comentó que en el país hay 4.6 millones de personas contratadas bajo este esquema y en el caso de Aguascalientes se calcula que son aproximadamente 70 mil trabajos los que están bajo esta modalidad.

Señaló que de aprobarse esta iniciativa el 80% de estos 70 mil empleos en Aguascalientes pasarían a un esquema sin seguridad social de tipo honorarios o bajo el régimen de salarios asimilados y únicamente el 10%, es decir 7 mil empleos, el patrón estaría dispuesto a convertirlos en empleados de base, pero el otro 10% es decir otros 7 mil está en riesgo de que pudieran desaparecer. “A esos trabajadores no les va a convenir darse de alta ante Hacienda y pagar a un contador para que ellos puedan dar sus recibos de honorarios con el timbrado digital, lo que implicará que van a tener que estar haciendo declaraciones”.

Detalló que para muestra basta un botón, ya que las instituciones que más tienen contratados a personas bajo este esquema en Aguascalientes van desde el propio Instituto Mexicano del Seguro Social o el ISSSTE, en lo que se refiere a los que brindan el servicio de seguridad que están en dichas instalaciones, al igual que las que laboran en el área de lavandería en estas instituciones.

Asimismo, dijo que en el área de la construcción, la mayoría de las constructoras tienen a sus trabajadores bajo este esquema, ya que no los contrata directamente la constructora, sino un tercero. En lo referente a los bancos, el 80% de sus empleados está contratado bajo esta modalidad y en el caso de la industria manufacturera, que aquí genera cerca de 50 mil empleos de forma directa o indirecta, tiene a muchos trabajadores bajo el outsourcing.

Enfatizó que esta iniciativa está por ser votada en la Cámara de Diputados entre esta semana y la primera semana del mes de abril, y de aprobarse traerá repercusiones muy fuertes en la entidad sobre los 70 mil trabajadores que están bajo esta modalidad.