Un contingente de charros escoltó a una pareja que ayer contrajo matrimonio en el Templo de San Marcos. Esta fotografía contrasta con la imagen de multitudes de feriantes locales y foráneos que se solían ver -hasta hace dos años- en estas fechas. El popular y afamado barrio fue fundado en tiempos coloniales y sus primeros habitantes fueron varias familias de indios tlaxcaltecas.