Por Octavio Díaz García de León

¿Dónde están todos?

Enrico Fermi

 

La idea: A 50 años de haber puesto el hombre un pie en la Luna, continúa el interés por los viajes interplanetarios y por averiguar qué hay más allá de nuestro sistema solar. Dada la vastedad del universo y el número de planetas con características parecidas a la Tierra, los científicos han especulado que el número de civilizaciones extraterrestres debe ser enorme. Sin embargo, no los hemos visto. ¿Dónde están todos?

A partir de que la ciencia demostró que la Tierra no es el centro del universo y los descubrimientos astronómicos dieron cuenta de que vivimos en un universo cuyo enorme tamaño apenas podemos comprender, surgió una nueva inquietud del hombre moderno: ¿Estamos solos en esta vastedad?

Y esto ocurre porque cada vez existen más evidencias de que existen billones de planetas que pueden ser similares al nuestro y entonces caemos en la cuenta de que otras civilizaciones pueden existir allá afuera y que las probabilidades de que sean mucho más avanzadas que la nuestra pueden ser significativas.

Esto ha dado pauta a que los autores de ciencia ficción dejen volar la imaginación creando mundos y seres extraterrestres. Por ejemplo, la trilogía de Cixin Liu (El Problema de los Tres Cuerpos, El Bosque Oscuro y El Fin de la Muerte) del autor chino que se ha convertido en éxito mundial, entre muchos otros.

Sin embargo, la duda permanece de si en verdad existen otras civilizaciones extraterrestres. En un libro reciente de Stephen Webb (“Si el universo está lleno de extraterrestres… ¿dónde está todo el mundo?: Setenta y cinco soluciones a la paradoja de Fermi y el problema de la vida extraterrestre”) intenta responder a esta pregunta que planteó Fermi ofreciendo 75 respuestas a esta paradoja.

La paradoja de Fermi dice que, si existen tantas civilizaciones extraterrestres, ¿porqué no las podemos ver?, ¿por qué no tenemos alguna evidencia de que existen, alguna señal, algún aparato, algún ser extraterrestre del que se pueda atestiguar fehacientemente su existencia?

Desde luego existe una corriente importante de personas que afirman haberlos visto y dan innumerables testimonios. Pero estos por lo general no se sostienen o no han resistido el examen científico para poder asegurar que sean ciertos. Incluso se habla de una conspiración para desvirtuar estos encuentros. En todo caso, no hay indicios sólidos para sustentar estos testimonios.

La variedad de soluciones que se dan en este libro, para resolver la paradoja de Fermi, se agrupan de la siguiente forma:

  1. Los extraterrestres ya están o estuvieron aquí en la Tierra (10 soluciones).
  2. Los extraterrestres existen pero aún no los hemos visto o no tenemos comunicación con ellos (40 soluciones).
  3. Los seres de otros mundos no existen (24 soluciones).

Para tratar de encontrar a otras civilizaciones, existe el proyecto SETI (Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre) desde hace décadas que se dedica a observar el espectro radioeléctrico en busca de señales de vida inteligente más allá de la Tierra, pero hasta la fecha sin resultados.

También los telescopios y naves espaciales terrestres observan constantemente el espacio que nos rodea. Estos instrumentos podrían detectar señales que nos anuncien que no estamos solos en el universo, pero tampoco han descubierto nada o si lo hicieron, no lo han hecho público.

Se estima que existen en el universo observable 100,000 millones de galaxias (https://en.wikipedia.org/wiki/Galaxy) y cada galaxia en promedio tiene alrededor de 100,000 millones de estrellas (https://www.space.com/26078-how-many-stars-are-there.html) y cada estrella es probable que tenga al menos un planeta https://en.wikipedia.org/wiki/Exoplanet por lo que habría más de 100 x 1020  planetas (uno seguido de 22 ceros).

La edad de nuestro universo es de 13,800 millones de años por lo que si la vida se tomó alrededor de 500 millones de años en surgir en la Tierra (https://en.wikipedia.org/wiki/Earliest_known_life_forms), y 4,500 millones de años en surgir vida inteligente, existe tiempo suficiente para que hubiera surgido en otras partes del universo.

Si tan solo una mínima parte de esos planetas se parecieran al nuestro, podrían existir billones similares. Ante esta inmensidad de números no es difícil pensar que puede haber vida inteligente en otras partes del universo.

¿Por qué nos preocupa que existan extraterrestres? Ante la enormidad de problemas que vivimos y que la humanidad no ha resuelto, ¿para qué preocuparse si existen o no los extraterrestres?

Quizá  tengamos la necesidad de no sentirnos solos o se piense que es imposible que no haya otras civilizaciones, ante esta vastedad. A lo mejor desearíamos pensar que la vida no es un fenómeno único que sólo se da en este pequeño planeta que gira alrededor de una estrella insignificante en las afueras de una galaxia común y corriente.

Por lo pronto los libros y películas de ciencia ficción continúan alimentado nuestra imaginación y satisfacen un poco la curiosidad de cómo sería si hubiera seres extraterrestres.

Antes pensábamos que éramos el centro del universo. Ahora, ante la inmensidad del mismo, que hemos descubierto recientemente, no nos explicamos que podamos estar solos. Y quizá no lo estemos. Habrá que seguir buscando.

https://octaviodiazgl.blogspot.com/

@octaviodiazg

¡Participa con tu opinión!