Un fuerte estallido en un laboratorio, despertó a los vecinos de la calle Santa María, en la comunidad de San Ignacio y provocó una gran movilización de los cuerpos de emergencias. Afortunadamente no hubo personas lesionadas, aunque los daños materiales fueron cuantiosos, ya que el inmueble quedó completamente destruido.
Cabe destacar que se desconocen las causas que provocaron el estallido, aunque se informó que al momento de los hechos, en el laboratorio había diez litros de éter en estado líquido, que es una sustancia volátil y muy flamable.
Los hechos fueron reportados ayer 02:20 horas, por los vecinos de la calle Santa María, en la comunidad de San Ignacio, quienes fueron despertados tras el fuerte estallido.
Hasta ese lugar acudieron elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del municipio de Aguascalientes y personal de la Coordinación Municipal de Protección Civil, quienes al hacer su arribo se percataron que un inmueble ubicado en el número 404 estaba completamente destruido, además de que había llamas en diferentes lugares.
Por tal motivo, los elementos del H. Cuerpo de Bomberos Municipales de Aguascalientes procedieron a controlar y sofocar el fuego, hasta dejar la situación sin ningún riesgo para los vecinos.
Cabe destacar que el lugar donde ocurrió el estallido está acondicionado como laboratorio y su propietario, el doctor Rafael, de 58 años de edad, dijo desconocer las causas del estallido, sin que afortunadamente resultaran personas lesionadas.