CDMX.- Tom Hanks se enojó cuando su esposa Rita Wilson casi es derribada por un fanático que ansiaba conseguir una foto de él.
El actor mostró una cara que pocas veces se le ve y detuvo al grupo de fans y les pidió que se alejaran.
«El incidente sucedió cuando Tom y Rita se dirigían a su automóvil el miércoles por la noche en la ciudad de Nueva York cuando un enjambre de fanáticos se apresuró a pedir autógrafos y selfies: la multitud creció tanto que un fan se topó con Rita y casi hace que la mujer tropezara», dio a conocer TMZ.
Hanks, quien forma parte de la cinta «Elvis», corrió a rescatarla, luego puso su mano sobre un hombre y le gritó: ¡Esta es mi esposa, retrocedan! (Staff/Agencia Reforma)

¡Participa con tu opinión!