Dulce Soto
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Luego de que el Gobernador de Baja California, Jaime Bonilla, acusara que la cifra de decesos con Covid-19 de la Secretaría de Salud federal es irreal, autoridades de la dependencia aseguraron que corresponde a los estados notificar y registrar los casos y muertes con coronavirus.

“Es, precisamente, de los estados de donde toda esta información fluye. Son los mismos estados los que capturan sus casos probables. Son los mismos estados los que capturan sus resultados, teniendo, lógicamente, la contemplación de que también hay laboratorios regionales que concentran muestras de varios estados y notifican los resultados”, afirmó José Luis Alomía, director general de Epidemiología.

En conferencia nocturna en Palacio Nacional, detalló que el reporte de vigilancia epidemiológica comienza a construirse en lo local, cuando los profesionales identifican y ubican a casos sospechosos, les toman las muestras y notifican esto en el Sistema de Vigilancia Epidemiológica de la Enfermedad Respiratoria (Sisver).

Posteriormente, las muestras se envían al laboratorio designado de cada entidad y su procesamiento tarda de 48 a 72 horas.

“Una vez que el laboratorio procesa la muestra y obtiene un resultado, entonces ingresa a esta misma plataforma Sisver y notifica si es positivo o negativo”, aseguró.

Agregó que, si un caso es grave o es una defunción, además se hacen pruebas para detectar 17 virus diferentes, con el fin de tener el resultado preciso de cuál fue el microorganismo que provocó la infección.

“A nosotros lo que nos toca hacer en el nivel federal es ingresar al sistema y extraer la información que los 32 estados han capturado y preparar los informes que noche con noche les presentamos”, apuntó Alomía.

REFORMA publicó este viernes que el Gobernador de Baja California, Jaime Bonilla, cuestionó las cifras de decesos por Covid-19 dadas a conocer todos los días en la Ciudad de México por el Subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell.

Según el Mandatario estatal, en su entidad suman 72 defunciones y la Secretaría de Salud federal ha informado sólo de 31.

Al respecto, López-Gatell mencionó que los Gobiernos estatales y la autoridad sanitaria federal son coresponsables del cuidado de la salud de la población y de la vigilancia epidemiológica.

“Los Gobernadores merecen todo nuestro respeto. Ellos son la autoridad sanitaria de cada estado y la Ley General de Salud contempla la concurrencia entre la federación y los estados”, indicó.

Subrayó que la Ley General de Salud establece claramente cuáles son las responsabilidades de los estados y qué le corresponde notificar a cada autoridad para la operación de la vigilancia epidemiológica.