Aplaude la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Aguascalientes la Ley de Amnistía aprobada por el Senado de la República. De acuerdo al ombudsman, José Asunción Gutiérrez Padilla, esta medida ayudará a despresurizar los Centros de Readaptación Social y también coadyuvará a evitar posibles contagios entre los reos por COVID-19.
En entrevista con El Heraldo, el presidente de la CDHEA dijo que ve con buenos ojos y coincide con el Alto Comisionado de la ONU en México en avalar la determinación de la Cámara Alta por la creación de dicha ley por ser una forma de bajar la cantidad de reos en los Ceresos, además de que así se pueden evitar contagios mayores por coronavirus y también muertes por contagios.
Asimismo, dijo coincidir con lo señalado por el ministro de la Corte en Retiro, José Ramón Cossío Díaz de que, si no actúa la autoridad, seguramente puede haber muertos por el virus o bien decesos por la desesperación de los mítines en los términos de angustia y desesperación que viven las personas privadas de su libertad.
Reconoció que si bien dicha Ley de Amnistía es un poco limitada en términos de alcance, al referir solamente a personas privadas de su libertad por delitos federales, Gutiérrez Padilla consideró que los estados deberían hacer lo propio para que efectivamente se alcance el objetivo que se propone esta ley. “Nosotros consideramos que hay que mantener a salvo los Derechos Humanos de las personas involucradas y hay que atender los derechos de las víctimas”.
Apuntó que la Ley de Amnistía recién aprobada extingue sanciones impuestas a personas por abortos, por robo simple, por posesiones menores de droga, por participaciones forzadas en el narcotráfico, protestas sociales o violaciones al debido proceso, sobre todo a mujeres indígenas en estado de vulnerabilidad.