El Estado mantiene rectoría del servicio

El gobernador Martín Orozco Sandoval se refirió a la llegada de la firma de transporte público ADO, que se sumará con el 52% de las acciones a la empresa conformada por concesionarios locales, quienes tendrán el 48% restante, conjugando capital y experiencia con el propósito de mejorar la calidad en la prestación del servicio, como lo demandan los usuarios.

Se han hecho cambios a la Ley de Movilidad y se han dado facilidades a los concesionarios locales, pero, a pesar de ello, no se ha logrado la satisfacción plena en la prestación del servicio de transporte colectivo y, tras la pandemia, el número de usuarios se ha reducido de manera notoria.

Aclaró que el Estado no perderá la rectoría en el servicio, dado que la concesión seguirá siendo otorgada por la autoridad local, por lo que la tarea será tener un modelo de operación en el que inversionistas y consumidores estén conformes con el servicio otorgado y, en el caso de empresarios, tengan estos la remuneración económica que permita mantener el nivel óptimo del servicio.

Lo que se pretende también es recuperar a los usuarios, e inclusive la posibilidad de incrementarlos; en ese sentido, Orozco Sandoval refirió que, hasta 2019, se tenían alrededor de 280 mil usuarios del transporte colectivo y, en la actualidad, oscilan en los 170 mil, toda vez que, a raíz de la pandemia, muchos optaron por otras alternativas de transporte, de ahí que el reto es que haya eficiencia y frecuencia.