Ante la violencia que, de nueva cuenta, se ha desatado en municipios de Jalisco, aledaños a Aguascalientes, provocada por grupos delincuenciales, en Aguascalientes las autoridades policiacas y del Ejército, como la Guardia Nacional, han hecho equipo para mantener blindada la entidad y garantizar la seguridad a los ciudadanos, manifestó el gobernador Martín Orozco Sandoval.

Entrevistado al término del recorrido de supervisión de los centros de vacunación anti-COVID ayer en esta entidad, resaltó que aquí se tiene un buen trabajo de la Secretaría de Seguridad Pública, cuyo titular está al tanto de operativos y el blindaje, resultado del equipo con la Fiscalía y las corporaciones federales, para poder mantener bloqueadas las fronteras de Aguascalientes con otros estados como Jalisco y Zacatecas.

Lo ideal es que, en las entidades vecinas, se garantice la tranquilidad a la ciudadanía, porque eso se replicará a esta localidad, pues siempre, ante cualquier reacción que se tiene de la delincuencia en los Altos de Jalisco, se debe levantar la alerta aquí en torno a todas las fronteras para mantener el blindaje y protección en Aguascalientes.

Orozco Sandoval subrayó que, para garantizar la seguridad, no necesariamente se tiene que desplegar un operativo mayor o más unidades; antes bien, se tiene entendido que el combate se puede dar con mayor inteligencia y aquí, “cada vez le estamos sacando más jugo al C5”.

Además, dijo, con el arribo de Juan Muro a esta corporación, quien, aseguró, trae toda la experiencia de la Estatal y de la Ministerial, se aprovechará mejor el equipo e inversión que se ha hecho en el Centro de Comando C5, que ya no únicamente dará información para la prevención y posterior investigación de los hechos delictivos.

Lo que debe tomarse en consideración es que en el tema de la delincuencia organizada, en materia de tráfico de drogas, la obligación de atender esta problemática es del Gobierno Federal, en coordinación con el estado, sin embargo, en los últimos tres años, “lo que hacemos es con el apoyo del Ejército y la Guardia, pero quien está marcando la pauta y haciendo la chamba, es el Gobierno del Estado, y esto no es sólo en Aguascalientes, sino en todo el país, donde la batuta la agarran los Gobiernos, sin olvidar que mucha responsabilidad la tiene el Gobierno Federal”.