Con la cancelación del Festival de las Calaveras y del Tianguis de Muertos, los estacionamientos públicos de paga serán beneficiados, porque se evitará que la gente se disperse en otros puntos citadinos y se queden en la zona Centro o en los espacios de entretenimiento de esta ciudad, informó el dirigente gremial Mauricio López Muñoz.
Al cierre de septiembre pasado, la ocupación de los lugares de aparcamiento público fue del 50% de su capacidad instalada, con respecto a las cifras que se registraron en igual periodo del 2019.
El presidente de la Asociación de Estacionamientos Independientes señaló que los meses de octubre, noviembre y diciembre suele ir mejorando la afluencia de personas al primer cuadro, a los centros comerciales y a los restaurantes, aunque habrá que esperar todavía porque se avizora que no se realizarán muchos eventos si continúa la pandemia.
Hasta el momento se mantiene la operación de los aproximadamente 200 negocios de estacionamiento, al igual que los empleos, pero este gremio ha acordado realizar hasta finales de diciembre un recuento sobre los impactos de la contingencia sanitaria para tomar decisiones.
En entrevista con El Heraldo, Mauricio López Muñoz indicó que si las actividades productivas, sociales, comerciales y de servicios se mantienen no habrá necesidad de reducir la plantilla laboral de los establecimientos de estacionamientos de paga.
Indicó que las tarifas en las tres categorías se han mantenido a lo largo de este 2020, nadie ha procedido a reducir sus valores, ya que si los empresarios lo hicieran se castigarían a sí mismos, pues el problema no es que a los usuarios se les haga caro el servicio, sino que la gente no está asistiendo al Centro, motivo por el cual no hay movimiento ni gente en vehículos.
“Por esa razón se aplican las medidas preventivas sanitarias y sanitización para ofrecer a los usuarios una tranquilidad cuando dejan sus unidades”, indicó finalmente.