Mal y de malas la están pasando productores lecheros, derivado de circunstancias que de no atenderse, podrían provocar la desaparición definitiva del 90% de ellos para finales de año. El presidente de la Unión Ganadera Regional de Aguascalientes, Juan Pablo Franco Díaz, estableció un margen no mayor a tres semanas, para que autoridades federales destinen apoyos emergentes a su causa o de lo contrario, no descartan movilizaciones intensas.

Y es que a falta de lluvias, así como el encarecimiento de granos y forrajes, además de la desaparición de algunos programas federales y del precio raquítico al cual es adquirido su producto, hoy en día la mayoría de los productores de leche se encuentran al borde de la desaparición. Franco Díaz dijo que actualmente, la entidad ocupa el décimo lugar en todo el país, en cuanto a mayor producción lechera, cuyo promedio supera el millón 250 mil litros al día, sin embargo, lo anterior de poco sirve, a consecuencia del bajo costo con el cual es adquirido su producto por las grandes empresas.

En tan sólo seis meses, explicó, han tenido un encarecimiento de granos hasta del 80%, además, de que los 4 mil productores de la UGRA han tenido que subsistir con la compra de litro de leche en promedio de 6.90 pesos. Tomando en cuenta lo anterior, demandaron un mejor precio de venta y que de ser posible sea adquirido en 8 pesos con 50 centavos. Precisó, que en algunos estados del país ya han comenzado a realizar manifestaciones, acción a la cual no descartan realizar en la ciudad de México como medida de presión a sus demandas, e incluso, algunos productores locales, advirtieron que de continuar siendo ignorados por las autoridades, realizarían acciones más radicales como el cierre de empresas.

“Nos sentimos abandonados por el Gobierno Federal, muchos productores no vamos a terminar el año, se avecina el cierre de establos de manera definitiva, porque no hay con qué sostener la producción. Se han mal vendido cabezas de ganado, se les da menos alimento a las vacas pero por más esfuerzo que hacemos, no nos alcanza. Necesitamos que nos compren a mejor precio el producto y que nos apoyen verdaderamente”, sentenció.